Logo de la empresa

10 técnicas para mejorar tu aprendizaje

Redacción revista eSmás | revista eSmás Santiago Nº 2

 

Guía para el estudiante
10 técnicas para mejorar tu aprendizaje
¿Se acerca ese examen que tanto temes y no das con la manera de aprenderte el temario? La memoria no es algo que se tenga y ya, sino que también podemos ejercitarla. En los siguientes diez puntos encontrarás diez consejos para que te resulte mucho más fácil hincar el codo y, sobre todo, retener la información que tienes ante tus ojos.

1.- El subrayado
Subrayar la parte más importante del temario es una de las técnicas de estudio más sencillas y conocidas. Se trata simplemente de destacar las partes más significativas del texto usando distintos colores. Lo ideal es hacer primero una lectura comprensiva y subrayar lo más notable para, posteriormente, proceder al estudio.

2.- ¿Los apuntes? Mejor si son propios
Resumir lo más destacable con nuestras propias palabras hace que lo recordemos más fácilmente. En la mayoría de las ocasiones, la clave es ser capaz de resumir el contenido al máximo, pero sin dejar fuera ningún dato clave.

3.- Mapas mentales
Otro clásico. Crear un mapa mental es la mejor manera para resumir y organizar nuestras ideas. Un buen mapa mental puede ahorrarnos muchas horas de estudio y consolidar nuestros conocimientos de cara al examen.

4.- Fichas de estudio
El uso de fichas de estudio es un método de aprendizaje especialmente eficaz a la hora de asimilar datos concretos, fechas, números o vocabulario. Materias como historia, química, geografía o cualquier idioma son mucho más fáciles si incluimos las fichas de estudio entre nuestras técnicas de estudio. Con las fichas convertimos la memorización en un proceso más divertido.

5.-Pon la teoría en práctica
A veces puede resultarnos difícil asimilar la teoría de algunas materias. Sin embargo, realizar ejercicios y casos prácticos puede ayudarnos a visualizar la teoría y a que asimilemos los conocimientos de la manera más sencilla. Esto es especialmente útil en asignaturas como matemáticas, física, derecho y, en general, todas aquellas que involucren problemas y/o números. Por lo tanto, realizar casos prácticos a la vez que estudiamos la teoría puede ser una buena idea. De esta manera podremos comprender mejor su aplicación y lo que realmente nos están trasmitiendo todas esas letras.

6.- Ponte a prueba
Los test son una excelente manera de repasar durante los días u horas previas a un examen. Con los test podemos comprobar que áreas llevamos mejor y cuáles peor, para así centrar los esfuerzos donde sea más necesario. Además si compartimos exámenes con nuestros compañeros para ponernos a prueba mutuamente, podemos descubrir detalles importantes que hemos obviado. Por ello, sin duda os recomendamos crear test e intercambiarlos con vuestros compañeros como una de las técnicas de estudio previas al examen.

7.- ¡Lo que se te ocurra!
Otra de las técnicas de estudio que podemos realizar en grupo es el brainstorming, que consiste en realizar una tormenta de ideas sobre un determinado tema durante una reunión de grupo. El brainstorming puede ser especialmente útil a la hora de realizar trabajos en común, para así considerar diferentes ideas y perspectivas. Sin embargo, tambien puede ser útil para estudiar de cara al examen para así resolver dudas y llegar al fondo de la materia. Tanto para un caso como para el otro, el uso de mapas mentales facilita este proceso de organización de ideas.

8.-Imaginación al poder: mnemotecnia
Las reglas mnenotécnicas son especialmente útiles a la hora de memorizar listas y conjuntos. Funcionan, básicamente, asociando conceptos que tenemos que memorizar con otros que son más familiares para nosotros. Hay muchas maneras de realizar técnicas mnemotécnicas y depende mucho de la persona. Un ejemplo sería asociar la palabra inventada "FECTES" para recordar los distintos tipos de desempleo (Friccional, Estacional, Cíclico, Tecnológico, Estructural y Shock estructural).

9.-¡Organízate!
Una delas técnicas de estudio más efectivas pero que a menudo pasamos por alto consiste "simplemente" en organizar nuestro estudio. Establecer un calendario de estudio teniendo en cuenta nuestros objetivos y el tiempo que tenemos disponible es el primer paso hacia el éxito.

10.- Chapa y pintura
Muchas personas cuentan con una buena memoria visual, por lo que son capaces de memorizar mejor los conceptos cuando están asociados a imágenes o dibujos. Acompañar nuestro estudio de estos recursos visuales puede ser una gran idea, especialmente para asignaturas como geografía, ciencias, arte o historia.
Scroll to Top