Logo de la empresa

Club de Boxeo Arousa

Adrián Gondar | Revista eSmás Vilagarcía Nº 7

En el boxeo hay más compañerismo que en un equipo de fútbol
Club de Boxeo Arousa

Si sabe lo que es un round, un hook, un jab o un uppercut, entonces es que usted conoce a la perfección el mundo del boxeo. Y si no está en Vilagarcía de paso, seguro que conoce el Club de Boxeo Arousa. Su presidente, Johnny Hermida, fundó en el año 2008 el club después de un accidente. "Estuve varios años en el ring, pero sufrí una lesión en la rodilla que me impidió seguir compitiendo", señala. Este deporte le influyó tanto -lo practica desde los ocho años- que no quiso desvincularse a él, pese a no poder competir, y por eso la enseñanza parecía el paso más natural. Comenzó en el polideportivo municipal, se pasó a un gimnasio y fueron tantos los que se apuntaron a los entrenamientos que decidió embarcarse en este proyecto.

Una carrera ascendente
El club cuenta en la actualidad con alrededor de 40 miembros, que compiten tanto a nivel autonómico como nacional con bastante éxito. "En lo que va de 2014 hemos conseguido tres campeones gallegos de boxeo y, además, dos campeones a nivel autonómico de kick boxing. Yo soy un paranoico de la técnica y por eso mis chicos van ganando". Un verdadero motivo de orgullo, sobre todo teniendo en cuenta la corta trayectoria del equipo. Por el momento compiten a nivel amateur, el llamado boxeo olímpico, ya que "un profesional no se forma en 6 años, tiene que entrenar de seis a ocho horas al día y además, en España, necesitas un patrocinador". Aparte de lo anterior, Hermida asegura que entre las dos categorías hay una diferencia abismal: "diferentes legislaciones, reglamentos... El profesional es más espectáculo, más agresivo y violento. El olímpico es un deporte, el profesional es un trabajo".

Sin duda una de las citas más importantes a las que se va a enfrentar es la que tendrá lugar pocos días después de esta entrevista. "El 6 de diciembre llevo a dos chicos del club al Campeonato de España Infantil de Boxeo". Además, este evento supone un gran paso en la carrera de Hermida como entrenador, porque además de llevar a competir a alumnos, "me he convertido en el seleccionador gallego de la competición. La Federación Gallega confía en mí, es una recompensa a mi trabajo".

Unidad por encima de todo
El entrenador asegura que en Vilagarcía el boxeo está algo marginado. "Es una zona pequeña y se le tiene miedo. La gente piensa que nos matamos, que nos dedicamos a pegarnos y nos quedamos tontos", pero nada más alejado de la realidad. De hecho, asegura que en el boxeo "hay más unidad y compañerismo que en el fútbol".

"Es un deporte de hermandad, nos convertimos en una piña. Esa es mi filosofía y la gente se queda enganchada". Tanto es así, que en las veladas que organiza en Vilagarcía asegura que va mucha gente "aunque no esté entrenando en el momento, porque de alguna forma siguen perteneciendo al club". Desde luego, el boxeo es mucho más que pegar puñetazos.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top