Logo de la empresa

Cómo prevenir las gripes y resfriados

Jacinto López | revista eSmás Vilagarcía Nº27 Invierno 2019

 

Sigue estos sencillos pasos para que este año la gripe pase de largo.
Cómo prevenir las gripes y resfriados

Nos adentramos en el invierno, una época en la que empezamos a notar esos bruscos cambios de temperatura producidos por el intenso frío del exterior y la calidez de los ambientes que encontramos en el interior del coche, el hogar o el trabajo. Si al contraste de temperaturas le sumamos el contagio dentro del entorno familiar o laboral y tener las defensas bajas, nos encontramos así con las principales causas del resfriado y la gripe.

Los principales síntomas de estas enfermedades son la mucosidad nasal, nariz tapada, estornudos, cansancio y dolor de garganta y cabeza. Dolencias que podemos tratar únicamente de forma sintomática, por lo que la mejor opción para evitar los inconvenientes de la gripe y el resfriado es la prevención.

 

Cómo protegerse de los resfriados invernales

 

  • Lávate las manos con frecuencia utilizando agua y jabón, poniendo especial atención a la zona entre los dedos y debajo de las uñas. También son muy útiles los desinfectantes bacterianos para manos y los productos antibacterianos para limpiar el hogar.

  • Mejora tu alimentación. Incorpora vitaminas y minerales a tu dieta a través de frutas y verduras que ayudan a reforzar tus defensas. Otros alimentos como la miel también refuerzan tus defensas.

  • Protégete del frío y de los cambios de temperaturas. Estos virus prefieren las bajas temperaturas y la humedad, así que evita estos ambientes y presta especial atención a los pies, la garganta y la cabeza, que son zonas muy sensibles al frío.

  • Evita situaciones de aglomeración de gente en lugares cerrados, donde los virus se expanden de forma inmediata.

 

Cómo proteger a los demás

 

El resfriado común es la razón principal por la que los niños faltan a la escuela y los adultos al trabajo, una medida de prevención para no propagar el virus. Siempre que sea posible es recomendable quedarse en casa mientras esté enfermo, especialmente en el caso de los niños. Además,es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Evite tener contacto cercano con otras personas, como dar abrazos, besos o la mano.

  • Aléjese de los demás antes de toser o estornudar y cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo desechable y bótelo a la basura, o cúbrase completamente la nariz y la boca con la parte superior de la manga.

  • Evite toser o estornudar tapándose con la mano y, en caso de hacerlo, lávese las manos inmediatamente después.

  • Desinfecte las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia, como el teléfono móvil y las manijas de las puertas.

 

Cómo recuperarse de un resfriado

 

  • Descansa lo máximo posible. Dormir las horas necesarias permite que el organismo recupere fuerzas, especialmente si se presenta fiebre.

  • Bebe muchos líquidos. Estos ayudan a eliminar la mucosidad, previenen la deshidratación y alivian el dolor de garganta: agua, zumos y sopas no demasiado calientes. Evita las bebidas alcohólicas y las bebidas frías.

  • Ante la dificultad respiratoria por taponamiento nasal, recurre a soluciones salinas o vahos de eucalipto para aliviar la congestión. En el caso de niños pequeños, se recomienda el lavado nasal con suero fisiológico quince minutos antes de las comidas y antes de ir a dormir.

  • Consulta al profesional sanitario y evita la automedicación. Es indispensable contar con el asesoramiento del farmacéutico o del médico a la hora de recurrir a antigripales, descongestivos o analgésicos que alivien los síntomas de estas afecciones.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top