Logo de la empresa

Evita los golpes de calor a tu mascota

María Luisa Fresco | revista eSmás Vilagarcía Nº 2

Cómo prevenir los golpes de calor a tu mascota
Evita los golpes de calor a tu mascota



El golpe de calor es un transtorno grave y frecuente en verano ,que le puede ocurrir a cualquier organismo cuando no es capaz de disipar el calor que genera.

El perro pierde calor a través de la piel,de la respiación (jadeo) y en menor medida,a través de la sudoración (presentan muy pocas glándulas sudoríparas por todo el cuerpo,más concentradas en las almohadillas) .

Es importante ,reconocer los primeros síntomas de golpe de calor,ya que es un problema muy grave que exige atención urgente. En primer lugar vemos las circunstancias,coche cerrado,terraza caliente,jaula…En segundo lugar el paciente está muy agitado,nervioso jadeando hasta el extremo,con la lengua fuera,babeando,excitado,al tocarlo notamos que está caliente. En ocasiones hay restos de vómitos y/o diarrea. Cuando la situación es más grave puede haber pérdida de equilibrio pupilas dilatadas y la sensación de que los ojos están saltones, en fases más avanzadas el perro está aturdido con pupilas contraídas,mucosas azuladas ,pudiendo en este punto entrar en coma y finalmente muerte.

Para evitarlo no hay nada más sencillo que la PREVENCIÓN: nunca dejaremos un perro o un gato en un recinto cerrado, con mala ventilación ,sin sombra y agua disponibles, ni siquiera un momentito o con las ventanillas un poco bajadas. Debemos recordar que las razas nórdicas ,adaptadas al frío,presentan un primer factor de riesgo,así como las razas braquicéfalas (chatas)que habitualmente tienen problemas respiratorios y poca capacidad de ventilación. También debemos evitar los paseos en las horas de máximo calor y tener agua fresca a disposición de nuestras mascotas.

Si nos enfrentamos a un golpe de calor, lo primero es sacar al animal del recinto donde se encuentre y ponerlo en un lugar ventilado, a continuación enfriarlo con agua fresca, no fría (20 -24ºC)y a acudir al veterinario. Durante el traslado al centro veterinario es muy importante continuar enfriando al animal (toallas humedecidas que se irán cambiando a medida que se calienten, cubitos de hielo envueltos en paños y colocados en axilas y abdomen)

Un golpe de calor puede tener consecuencias graves que no se hacen notorias hasta 24,36 e incluso 48 horas después de que se produzca. Siempre se debe acudir al veterinario aunque parezca que nuestra mascota está recuperada.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top