Logo de la empresa

La cocina fusión del Salnés en la pizza

Dina Torres | revista eSmás O Salnés Nº 3

La gastronomía típica gallega ejerce una gran influencia en la cocina fusión.
La cocina fusión del Salnés en la pizza



L
a gastronomía típica gallega ejerce una gran influencia en la cocina fusión. Esto es así pese a ser un tipo de cocina muy tradicional, ya que está a la vez más abierta a la incorporación de nuevos elementos, técnicas y elaboraciones que le dan ese punto de novedad que siempre es de agradecer tanto para el paladar como también para la vista.

En nuestra zona, la del Salnés, hemos tenido una gran influencia de la cocina latinoamericana, en parte debido a la gran relación que tenemos entre culturas, con la emigración de fondo, y también por lo mucho que encajan dentro de su disparidad.

Pero, aunque pueda parecer lo contrario, donde también se ha notado la expansión de la fusión de gastronomías de distintas zonas geográficas es en un plato que parece casi inamovible pero que no lo es en absoluto: en la pizza. Y, de lo que seguramente no te hayas dado cuenta: lleva siendo un gran soporte para la cocina fusión prácticamente desde su implantación en cada territorio al que ha llegado. Seguro que si has ido a alguna pizzería artesanal durante un viaje en el extranjero, te habrás fijado en que la carta está plagada de variedades de pizza que jamás te encontrarías en un restaurante de nuestra comarca, ¿verdad?

La pizza es una comida sencilla y básica que, en su momento, fue muy innovadora y provocó una revolución. Por entonces, solamente se necesitaba contar con una buena masa, una deliciosa salsa de tomate y coronar esta mezcla con un buen queso. Solamente esos tres elementos hacían una pizza memorable y, ahora que hemos superado esa fase primigenia, la cocina fusión ha sido la encargada de permitir que este plato ya universal -con permiso de los italianoshaya dado un salto evolutivo desde la pizza básica tradicional y se haya convertido en una pizza moderna y atrevida. Un nuevo modelo de pizza en el que la cocina fusión ha dado muchísimo juego.

En lo que nos concierne a nuestro territorio, sin duda hay que señalar nuestros productos autóctonos, de primera calidad. Si bien la pizza es un plato que admite todo tipo de productos, hasta las combinaciones más extrañas e inimaginables, el producto de nuestra zona, tanto el de mar como el de la tierra, es un protagonista sin parangón. Un protagonismo que se divide a lo largo del año según el producto de temporada y que, sobre la base de una pizza, la hace convertirse en un plato diferente y con un plus de calidad.

El público objetivo de la cocina fusión se espera encontrar algo novedoso, casero y que, en cada una de sus elaboraciones, sea realmente diferente a todo lo que se haya encontrado antes. En la pizza fusión, la variedad es sin duda uno de sus puntos más fuertes, con posibilidades cerca del infinito. Se podría llegar a decir que existe una pizza adaptada a cada paladar. Una de las que mejor funcionan, por ejemplo, sería la denominada como campera, elaborada a base de pollo 100% gallego, marinado con una mezcla de especias procedentes de la cocina latinoamericana, dándole el toque internacional que expone al producto de nuestra tierra a una amalgama de sabores de los que durante mucho tiempo estuvo privado, como si fuese un tabú introducir la más mínima variedad en el recetario gallego. Y, por último, un consejo: marida tu pizza con un buen espumoso gallego de albariño. Elevará la degustación de tu pizza fusión a un nivel insospechado. Y, lo has adivinado: una vez más, poniendo en valor los productos gallegos más sabrosos.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top