Logo de la empresa

La fitoterapia china

María Rodríguez | Revista eSmás Vilagarcía Nº 9

Una de las formas terapéuticas más antiguas
La fitoterapia china

Es una de las formas terapéuticas más antiguas, dado que se remonta a 4500 años a de C, a pesar de que en Europa se perdieron muchas de las tradiciones y conocimientos por la Inquisición.
Entenderemos como fitoterapia la administración de hierbas medicinales efectivas, hojas, flores, frutos y raíces. Además se pueden añadir tanto ingredientes minerales como animales y la función que realizará es reguladora. La intención es estimular de alguna manera los mecanismos auto-reguladores del cuerpo, de forma que el efecto sea duradero. Antiguamente y aún ahora en China las recetas se realizaban individualmente para cada uno y de hecho actualmente muchas fórmulas fitoterápicas se encuentran fabricadas en forma de pastillas, polvos etc… Son mezclas en cantidades adecuadas para que su efecto sea beneficioso para curar las enfermedades.
Tanto en los métodos de acupuntura como de fitoterapia china, que son complementarios, se trata de una forma integral al individuo, a través de los pulsos, el estado de la lengua y puntos diagnósticos donde encontramos los meridianos que están en desequilibrio. Con la ayuda tanto de los puntos de acupuntura como de los medicamentos fitoterápicos, que asociamos al tratamiento, intentamos restablecer el equilibrio de nuestro paciente.
Los dueños de aquellos animales tratados con fitoterapia normalmente relatan que este mejora no solo a nivel físico de su enfermedad, sino que la mejoría es a nivel comportamiento. Animales que están tristes y apagados con un comportamiento que normalmente achacamos a su edad avanzada, evolucionan de forma espectacular.
Podemos relatar el caso de un Cocker Spaniel dorado llamado Pancho. Tiene 10 años y llevaba un año con una pioderma profunda (infección de la piel severa), se trató con medicación alopática durante todo este tiempo pero nunca terminaba de curar, además el perro parecía totalmente un anciano, apenas se movía, estaba siempre triste. Comenzamos en marzo el tratamiento realizando una sesión de acupuntura por semana y fitoterapia que aún está tomando. El cambio se produjo paulatinamente pero ha sido espectacular, el animal vuelve a estar contento, corre por la huerta y hace vida normal. Asimismo sus heridas, que estaban distribuidas por todo el cuerpo, se encuentran prácticamente curadas.
Terminamos nuestra exposición recordando que tenemos en nuestro poder una forma más de poder tratar a nuestros animales de compañía y que la fitoterapia es una forma de medicina alternativa y efectiva.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top