Logo de la empresa

La importancia de la alimentación canina

Eduardo Martínez | Revista eSmás Vilagarcía Nº 22

Como mucha gente sabe, el perro doméstico procede del lobo salvaje y, por ello, para poder analizar correctamente su conducta de alimentación natural y sana,
La importancia de la alimentación canina

Como mucha gente sabe, el perro doméstico procede del lobo salvaje y, por ello, para poder analizar correctamente su conducta de alimentación natural y sana, debemos poner el foco de atención sobre la alimentación de su ascendiente principal. Sabemos que el perro, el canis lupus familiares, es un animal carnívoro, por lo que su dieta debería ser similar a la alimentación de los lobos, ya que tanto sus mandíbulas como sus sistemas digestivos están preparados para comerse íntegramente a sus presas. 

Los seres humanos somos la única especie que cocina su comida, mientras que el resto de animales están preparados para comer sin cocinar, ni tampoco procesar sus alimentos de forma alguna. De todos modos, la industria alimentaria del mundo animal ha diseñado diversos tipos de alimentos que nos facilitan la labor de mantenimiento de nuestras mascotas con una gran variedad de comidas adaptadas a ellas.

Así, en el mercado existen alimentos húmedos, entre los que nos encontramos la comida enlatada y también productos deshidratados tanto de forma independiente, como son los premios de corazón de res, como preparados en menús, entre ellos los que ofrecen empresas como Altudog o Puromenú. Además, los famosos y socorridos piensos, de diferentes composiciones y preparaciones, y por último también la comida natural, que se les debe suministrar cruda.

Una buena recomendación inicial para la correcta alimentación de nuestros perros, es una regla que debemos tener siempre presente: evitemos alimentarlos con piensos comerciales de baja calidad. Para saber si la calidad de un pienso comercial es alta o baja tenemos tres claves fundamentales que no nos suelen fallar. La primera de ellas, aunque no es determinante, es el precio. Hay algunos piensos muy caros teniendo en cuenta la relación calidad/precio, aunque siempre es una minoría del mercado.

El segundo factor sería el lugar de comercialización. Debemos evitar comprar piensos en los supermercados de alimentación para humanos, ya que en la mayoría de los casos los piensos que nos ofrecen son productos muy competitivos en su precio pero sin embargo con composiciones muy malas. De este modo, lo realmente recomendable sería comprar los piensos en tiendas especializadas en nutrición canina.

Y el tercer factor, puede que incluso nos incline a no comprar piensos en absoluto, ya que antes de proporcionarles determinados alimentos deberemos consultar qué es lo más adecuado para la alimentación de nuestros pequeños compañeros. Puede que, en lugar de recurrir a estos productos, debamos seguir la dieta natural conocida como B.A.R.F. o A.C.B.A. a base de alimentos crudos, tanto carnes (sería suficiente con el sobrante de los despieces) como huesos tiernos o carnosos, como serían los de las carcasas del pollo o esqueleto de conejo, ya que serán fácilmente masticables (nunca se debe dar huesos cocinados a nuestros perros o gatos) con aporte de frutas y verduras. Entre sus beneficios, si es la dieta adecuada, serán un pelo más brillante, unos dientes limpios sin sarro, mayor actividad o disminución de su grasa corporal.
 

Adopta tu mascota en Vilagarcía

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top