Logo de la empresa

La integración de la prevención de riesgos laborales -Invierno 2015-

Diego M. Martínez Cora | Revista eSmás Vilagarcía Nº 11

Debemos integrar la Prevención de Riesgos Laborales en la empresa para mejorar las condiciones de trabajo y garantizar la reducción de la siniestralidad y de la patología laboral
La integración de la prevención de riesgos laborales -Invierno 2015-

Podemos definir la integración de la prevención de riesgos laborales como el canal que introduce, en el sistema de gestión de la empresa, los procedimientos de trabajo necesarios para la mejora de la eficacia de las medidas de control de los riesgos en la actividad laboral.
Esta necesaria integración de la seguridad y salud laboral debe realizarse en todas las operativas de la empresa.
El sistema preventivo en nuestro país padece una preocupante carencia en su estructura, contenido y aplicación y es en las pequeñas y medianas empresas, que son las que fundamentalmente forman parte de nuestro tejido empresarial, donde esta escasez cobra especial relevancia. En parte debido a que, en la actualidad, para algunas empresas, la seguridad laboral es considerada como una carga y un coste añadido de obligado cumplimiento, dado su carácter legal.
El empresario debe entender que los riesgos de su actividad profesional provocan daños personales, pérdidas económicas y alteraciones del proceso productivo, y que existe una necesidad indiscutible de evitarlos, eliminarlos, o al menos controlarlos.
Las empresas no podrán garantizar a sus trabajadores unas condiciones de seguridad óptimas si no se integra la prevención de riesgos en todas y cada una de sus actividades y decisiones, por lo que es imprescindible ir incorporando la gestión de la prevención en toda la estructura organizativa y de toma de decisiones de la entidad.
La consecución de unas condiciones de trabajo adecuadas requiere de la identificación de las necesidades y oportunidades de mejora, realizando las actuaciones preventivas necesarias en instalaciones, maquinaria, y procedimientos de trabajo.
Debemos posibilitar una cualificación y formación continuada no solo del personal con responsabilidades en materia preventiva, sino también de todo el equipo humano de trabajo.
Es importante garantizar un sistema de participación y consulta correctamente canalizado y promover la adquisición de hábitos de seguridad. Es decir que la realización de cualquier actividad laboral debe llevar consigo una actuación preventiva adecuada, que mantenga unos niveles óptimos de seguridad y salud.
No es suficiente con disponer de un plan de prevención de riesgos laborales que recoja un conjunto de procedimientos e intenciones, este documento debe integrarse en el sistema general de la empresa, tanto en el conjunto de sus actividades como en todos los niveles jerárquicos de la empresa, garantizando una correcta implantación y aplicación del mismo, así como realizando los controles posteriores y continuos que garanticen la eficacia de este instrumento documental preventivo.
Por tanto debemos integrar la Prevención de Riesgos Laborales en la empresa no solo como requisito legal, sino como un objetivo de mejora de las condiciones de trabajo que garantice la reducción de la siniestralidad y de la patología laboral, y avale el incremento de la productividad de las empresas.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top