Logo de la empresa

La vacunación en la Comarca del Salnés

Redacción revista eSmás | revista eSmás Vilagarcía Nº34 Otoño 2021

Todo sobre el avance de la vacunación contra el covid-19
La vacunación en la Comarca del Salnés

 

Han pasado nueves meses desde que se pusieron las primeras dosis de la vacuna contra la covid-19 en O Salnés, el 29 de diciembre de 2020. Después de un año complicado, marcado por el miedo, la inseguridad, el confinamiento y una total incertidumbre de lo que iba a pasar, empezaba a verse la luz al final del túnel. Los residentes y profesionales de la residencia vilagarciana Servisenior fueron los primeros de todo el área sanitaria en recibir el tal esperado pinchazo. En la actualidad, cerca del 90% de los habitantes de la zona ya cuentan con la pauta completa, es decir, dos dosis en el caso de que recibieran las vacuna de Pfizer-BioNTech, Moderna o AstraZeneca, y una para aquellos que fueron inoculados con Janssen. Se puede decir ya que en O Salnés se ha alcanzado la esperada inmunidad de grupo, que si bien se fijaba en un principio en el 70% de vacunados, ha sufrido una modificación debido a las diferentes variantes, como la Delta, más virulentas y contagiosas.

 

“La respuesta de la población ha sido muy buena durante todos estos meses, la gente estaba muy interesada”, explica Miguel Carreiro, coordinador de Enfermería en el ambulatorio de San Roque, en Vilagarcía, y del equipo de vacunación de O Salnés. De hecho, es una afirmación que se puede aplicar a todos los grupos de edad, si bien hubo una época en la que había más gente que no acudía a la cita programada por el Sergas: la segunda quincena de julio y agosto. Sin embargo, en este caso no era por “reticencia” a recibir el pinchazo, sino por el momento. “Las personas tenían que seguir con sus vidas, estaban de vacaciones, etc., por lo que sí que se notó una pequeña bajada de asistencia. Pero una vez que acabó el mes de agosto, todo volvió a la normalidad”, asegura Carreiro. Prueba de ello es la gran respuesta que hubo al sistema de autocitas, que comenzó a funcionar el pasado 10 de septiembre, y la vacunación libre, que fue posible desde dos días después. “En la primera semana, a Fexdega acudieron unas 350 personas sin cita. Puede parecer un dato bajo, pero también hay que tener en cuenta que queda muy poca gente por vacunar”.    

 

 

 

Si tenemos que hablar de una figura clave durante toda la campaña de vacunación, y durante la pandemia en general, es la de los profesionales sanitarios. Su dedicación y esfuerzo han sido innegables, y en muchas ocasiones han llegado a doblar turnos para poder agilizar el proceso y prestar a los habitantes de O Salnés la mejor atención posible, si bien Miguel Carreiro asegura que fue una campaña “intensa”, sobre todo en los primeros meses. “Había un gran desconocimiento sobre qué iba a pasar en el futuro, y teníamos la incertidumbre de no saber cómo iban a evolucionar las cosas”.

 

"cerca del 90% de los habitantes de la zona ya cuentan con la pauta completa"

 

Sin embargo, el equipo se adaptó a la perfección y pese “a los días intensos con una gran arga de trabajo” la respuesta fue muy positiva. Aún así, el desgaste se ha notado, pues muchos de los profesionales que participaron en la vacunación procedían del Hospital do Salnés o de los centros de salud, en los que ya trabajaban en zonas de covid-19 y vivieron esta situación desde el primer momento. De hecho, el innegable gran trabajo que está llevando a cabo el personal que integra el dispositivo de vacunación se vio reconocido con la entrega de una de las máximas distinciones que existen en la comunidad autónoma: la Medalla de Oro de Galicia.

 

   

 

Después de vacunar a las personas que viven en residencias de mayores en las mismas, y a los profesionales sanitarios en centros de salud y hospitales, el resto de la campaña se llevó a cabo en grandes recintos habilitados para tal fin. En O Salnés, el lugar escogido fue el Recinto Ferial Fexdega. Ahora volvemos a los orígenes, a zonas hospitalarias y centros de salud. “La intención es darle proximidad al proceso, pues los centros de salud son puntos de referencia para los habitantes de O Salnés”, confirma el coordinador del equipo de vacunación. De esta forma, también se le ofrecen más opciones a la gente, para que tenga un acceso directo a la vacuna, de mano del profesional al que conoce, en el caso de que aún no se haya inmunizado, o para poner la tercera dosis si se estima conveniente que se deba inocular a más grupos de población.

 

Hablar de la luz al final del túnel es complicado, pues no sería la primera vez que nos confiásemos y nos llevásemos un varapalo. “Incido de nuevo en la incertidumbre de no saber qué va a pasar. Obviamente, tenemos que basarnos en la evidencia actual: hay un gran porcentaje de población vacunada, la incidencia está bajando y la mejoría es notable”, explica Miguel Carreiro. Sin embargo, es importante no bajar la intensidad y seguir alerta, pues “no sabemos si aparecerá una nueva variante para la que la vacuna no sea efectiva ni cuánto va a durar la inmunidad”.

 

A ese porcentaje de la población que es reticente a vacunarse, bien porque no confíe en el suero o bien porque tenga miedo, Miguel Carreiro les anima a ver “cómo han mejorado los datos. El número de pacientes infectado es mucho más bajo y el cuadro clínico es mucho más leve en la población vacunada. Está demostrando que es útil para disminuir el riesgo de tener una infección grave y de ingresar en UCI”.

 

 


Anunciantes en el número actual la revista eSmás:


Scroll to Top