Logo de la empresa

Las playas de Sanxenxo

Aitana Iglesias | Revista eSmás edición O Salnes Nº 8

Los mejores arenales de la localidad son Silgar, A Lanzada, Areas, Baltar, Canelas y Montalvo
Las playas de Sanxenxo

A corta distancia de las principales ciudades de Galicia (58 kilómetros de Vigo, 28 kilómetros de Pontevedra y 80 kilómetros de Santiago de Compostela), Sanxenxo es uno de los municipios más sonados de la comunidad. Pese a sus múltiples alternativas, hablar de él es hablar de playas. Arenales kilométricos o minúsculos, con mayor o menor ocupación, más o menos próximos al centro urbano. Son múltiples las opciones que este pueblo marinero, referente gallego a nivel estatal en turismo estival, ofrece a sus visitantes. Así, con una ocupación hotelera y de viviendas vacacionales que ronda el 100%, este municipio de apenas 17.000 habitantes logra septuplicar su población durante los meses de verano, situándose en tercera posición en el podio de urbes gallegas. Pese a sus múltiples posibilidades de ocio (marisquerías, restaurantes, heladerías, balnearios y spas, puerto deportivo, discotecas, pubs, bodegas, actividades multiaventura, etc), sin lugar a duda su gran atractivo son sus 37 playas a lo largo de los 36 kilómetros que configuran su litoral. Con 13 arenales galardonados con bandera azul, la Marbella del norte se erige como la costa española con mayor número de playas dotadas de esta distinción.

Presumiendo de espectacular biodiversidad, los ecosistemas dunares son la principal baza de una costa con incontables arenales incluidos dentro de la Red Natura 2000. Entre los que destaca la archiconocida A Lanzada, su pertenencia al Complejo Intermareal Umia-O Grove reafirma su inclusión en el Listado de Humedales de Importancia Internacional (RAMSAR) su catalogación como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). A este respecto, demostrando la importancia de conservación y cuidado de la flora y fauna de las playas sanxenxinas, especies como el chorlitejo, el patinegro o la píllara das dunas cuentan con una protección especial, siendo un ave que únicamente habita en la comunidad gallega. 

En cuanto a la calidad de sus aguas, el análisis periódico de 19 de sus playas a cargo de la Concejalía de Sanidad arrojó en 2017 la calificación de excelente en la totalidad de ellas, dando cuenta de las inmejorables condiciones para los bañistas que las eligen. 

Dada su gran afluencia, son muchos los hosteleros que deciden dar impulso a sus negocios en la temporada clave posicionándose en las playas de Sanxenxo. Sin embargo, esta condición no está al alcance de todos los bolsillos. Sumando las tasas municipales a las de Costas, las cifras varían entre 4.000 y más de 100.000 euros según el arenal de destino. 

Con posibilidad de aparcamiento gratuito e innumerables servicios comunes (duchas, papeleras, aseos, etc), la cumbre de sus mejores arenales está ostentada por 6 sonados nombres: Silgar, A Lanzada, Areas, Baltar, Canelas y Montalvo. 

A Lanzada es la playa más destacada de Sanxenxo

Playa de Silgar

Silgar es, sin lugar a duda, la joya de la corona. Con destacada afluencia, es una zona de piedras rompeolas y situada en pleno casco urbano. Sus 750 metros de fina arena resultan ideales para aprovechar los rayos de sol de este litoral. Si bien cuenta con amplios horarios ininterrumpidos de equipos de salvamento, la tranquilidad de sus aguas debido al resguardo del viento supone una elección ideal para el baño de los más pequeños. Aunque multitud de bares, restaurantes, chiringuitos e incluso alquileres diversos (tumbonas, sillas, sombrillas, hamacas, hidropedales y canoas) suponen algunos de sus puntos fuertes, su principal atractivo es el puerto deportivo emplazado en su extremo derecho. Como vías de acceso, la especial localización del arenal permite la llegada tanto a pie como en transporte público o vehículo, mas el aparcamiento en la zona resulta, cuanto menos, complicado.

Playa de A Lanzada 

A caballo entre O Grove y Sanxenxo y abierta al mar, A Lanzada luce más de 2 kilómetros de longitud de arena blanca en la que poder disfrutar del sol veraniego. Pero, si adquirir moreno no es una preocupación o, directamente, su elevada afluencia no da cabida a más toallas, aprovechar el paseo de madera que rodea toda su extensión se presenta como otra de sus posibilidades de disfrute. En cuanto al ocio, el baño no es la única opción con la que deleitarse de sus aguas. Actividades deportivas como el bodyboard, el surf y sus variantes (paddle surf, kitesurf y windsurf) encuentran en este ventoso arenal el lugar idóneo para su desarrollo. Para tranquilidad de sus usuarios, cuenta durante los meses estivales con un cuerpo de socorristas y la colocación de banderas que señalizan la aptitud para el baño en cada momento del día. Como servicios especiales, un kiosco de helados y alquileres de material playero hacen que los turistas puedan explotar al completo los beneficios de A Lanzada. A pesar de que su ubicación en el extrarradio impide la llegada a pie, cuenta con un amplio parking y líneas de transporte urbano que enlazan con el centro. 

Playa Areas

Pese a lo reducido del emplazamiento, los 350 metros de mar abierto de Areas no suponen un hándicap para erigirse como una de las playas no urbanas más frecuentadas del municipio. Delimitando su longitud, el oeste se encuentra presidido por Punta Festiñazo, un cabo con espectaculares vistas a la ría de Pontevedra. En el extremo opuesto, la bajamar permite el acceso a la Cala dos Mortos. De igual forma que su antecesora, su situación en las afueras, un paseo de madera, equipos de salvamento y negocios de alquiler de sombrillas y tumbonas son algunas de sus características. A mayores, el arrendamiento de patinetes y la construcción de una línea de balizamiento que impide el acercamiento de embarcaciones a la orilla y una zona de césped próxima al arenal contribuyen a su diferenciación. 

Playas de Baltar y Canelas 

Otras de las playas más visitadas en los meses estivales son Baltar y Canelas, presidiendo la zona urbana y semiurbana de Portonovo, respectivamente. Así, 400 metros de largo y tranquilas aguas constituyen las principales particularidades de la última. En contraposición, y con una extensión de 650 metros, su apertura al mar confiere a Baltar un elevado oleaje y vientos moderados que contribuyen a la formación de sus dunas. Pese a la antítesis de sus características, ambas cuentan con servicios de socorrismo y hostelería diversa que garantizan todo tipo de comodidades. En el caso de Baltar, su localización propicia, además, la celebración de las fiestas patronales de la parroquia.

Terminando por Montalvo, sus principales atractivos son su sistema dunar, su pinar (magnífica opción para la realización de comidas y meriendas campestres y resguardadas del sol y las altas temperaturas) y Punta Montalvo, un precioso mirador natural cuyos 57 metros de altitud sobre el nivel del mar posibilitan la visualización de la ría de Pontevedra.

De menor afluencia y con servicios más limitados, pero igualmente espectaculares, no debemos olvidar el resto de playas que completan el litoral de Sanxenxo: Agra, A Granxa, A Lapa, Areas Gordas, A Nosa Señora, Barreiros, Caneliñas, Carabuxeira, Chanca, Da Cruz, Do Bao, Dos Barcos, Dos Mortos, Espiñeira, Fianteira, Fontenla, Foxos , Grileira, Lavapanos, Maciñeiras, Major, Nanín, Pampaído, Panadeira, Paxariñas, Peralto, Pociñas, Ponte do Bao, Pragueira, Santa Mariña y Sequiña. Caso a parte, especial mención merece el arenal de Bascuas. En un entorno únicamente poblado por el cuerpo de socorrismo, supone la única opción nudista de las 37 playas existentes.

Sanxenxo es la localidad española con más playas con banderas azules

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top