Logo de la empresa

Luces y Claros

Jorge Jiménez | revista eSmás Vilagarcía Nº31 - Invierno 2020

Este proyecto consiste en una reforma de una vivienda de 200m2 muy compartimentada ya que ocupa una planta ático.
Luces y Claros

La distribución del espacio atiende, sobre todo, al criterio de la comodidad y el aprovechamiento de la luz exterior. El núcleo central está formado por los espacios comunes de relación. El salón, comedor, sala y la cocina se organizan entorno a un amplio distribuidor, que a pesar de ser interior conseguimos dotarlo de luz natural con una gran puerta corredera y un cierre fijo, todo ello acristalado, permitiendo que la luz de la terraza bañe las zonas interiores dando gran amplitud al conjunto. Así ya desde el recibidor, se percibe la luz natural con toda su intensidad y el tratamiento dado a las superficies nos anuncia el estilo decorativo que vamos a encontrar.

 

      


Un pavimento de madera natural está presente en la mayor parte de la casa, hacen de este un lugar cómodo y práctico al tiempo que sirve para dar continuidad espacial, sensación de calidez, además de unificar e imprimir un toque cromático que complementa las piezas de mobiliario. En las zonas húmedas, tanto en la cocina como en los baños, se ha optado por baldosas de gres porcelánico, más resistentes al agua y al uso continuo que requieren estas estancias.

 

    


El salón comedor cuenta con un mobiliario de líneas sencillas con gran calidad en los acabados, la gama de colores de los textiles en marrón, azul y crudo así como los papeles pintados forman un conjunto atemporal, zonificando la estancia con la ayuda de la iluminación y el juego en los falsos techos.


La cocina convertida en un lugar central que ocupa una amplia superficie del espacio común, se ha vestido con paneles satinados en un tono beige medio que contrasta con el gris de las paredes y encimeras, todo ello organizado en torno a una gran isla como protagonista del espacio.
Un aseo de cortesía inspirado en un diseño clásico que destaca por la incorporación de un gran espejo, un lavabo de cristal y que sorprende por el tratamiento en paredes que sustituye el aplacado de azulejo por un papel pintado con textura, materiales de calidad y equilibrio en los detalles rematan el conjunto.

El baño principal se compone de varias partes, por un lado la zona de lavamanos con doble seno que destacan sobre un fondo gris con gran espejo sobre la encimera que potencia la superficie del baño, bañera y ducha, por el otro, la zona de sanitarios, los cuales han quedado separados por un murete y un pequeño peldaño, pudiendo instalar un mueble a medida con gran capacidad de almacenaje.


Aunque la gama cromática en toda la vivienda es recurrente, con una fuerte presencia del blanco, el gris, los tierra y los tonos crema, siempre combinados en la búsqueda del contraste, en el dormitorio juvenil se aporta la nota alegre a un interiorismo clásico, con un papel pintado en la zona del cabezal, con colores que atrapan la mirada aportándole un toque fresco.

 


Anunciantes en el número actual la revista eSmás:


Scroll to Top