Logo de la empresa

Pazo de Rubianes

Redacción revista eSmás | revista eSmás Vilagarcía Nº 1

Un espacio mágico por conocer en Vilagarcía
Pazo de Rubianes

El entorno palaciego se consolida como el referente turístico de la ciudad

Pazo de Rubiáns, cuna y jardín de Vilagarcía

Magnolios, araucarias, la primera alcanforera de España e incluso el eucalipto más grande de Europa. Estos son algunos de los secretos botánicos que esconde el Pazo de Rubiáns, joya de la naturaleza en O Salnés y que ha conseguido encumbrar a la camelia como la reina de las flores. En Rubiáns todo huele a tranquilidad. En su finca se produce la comunión perfecta entre el esplendor arquitectónico de su palacio, un jardín en el que siempre es primavera y unos viñedos que han hecho sostenible la finca desde el año 1996. El Pazo de Rubiáns era, en otros tiempos, fortaleza y resguardo seguro para los lugareños. Hoy es uno de los tres únicos señoríos que existen en España y uno de los pazos gallegos que más historia y solera guarda en sus rincones.

Su origen tiene sus raíces en la Edad Media y lo que se esconde tras la muralla y el fuerte portalón de hierro es una historia que ha asombrado a extranjeros y que resulta desconocida para muchos vilagarcianos. El nombre de la ciudad procede precisamente de este enclave interior desde el cual se puede ver perfectamente el mar. Fue García de Caamaño, en el siglo XV, el que mandó edificar el pazo y el que estableció las bases de una historia que se ha mantenido viva hasta la actualidad. De ahí nace la “Villa de García”, Vilagarcía.

Jardín de ensueño

Con una riqueza botánica impresionante, la camelia continúa siendo la reina del jardín en Rubiáns. Es ella la que, en los meses más grises del invierno, da luz y color a un jardín que cambia día tras día y en el que el verde alcanza todas las tonalidades posibles. Ha sido precisamente la diversidad de esta especie la que ha traído hasta Rubiáns a visitantes llegados de distintos países del mundo. Ingleses, franceses, italianos, alemanes, estadounidenses e incluso australianos pisan frecuentemente el jardín e incluso se llevan a casa muestras de artesanía o jabón en los que, de nuevo, la camelia es protagonista. Un prestigio internacional que choca con el desconocimiento que muchos vilagarcianos tienen del lugar.

El jardín ha sido siempre el cuño de identidad de este espacio y en él están marcados episodios clave para su desarrollo. En 2006 la oleada de incendios se lleva por delante un emblemático bosque de eucaliptos hoy reconvertido también en jardín. Las llamas no consiguieron alcanzar a los exteriores más emblemáticos de la finca. Fue de este episodio apocalíptico de donde la señora de Rubiáns, Paloma Rey, sacó a relucir un jardín personal, joven y que resurgió de entre las cenizas. Es el que, además, se utiliza como aula didáctica para los alumnos de los colegios que acuden al lugar para iniciarse en el mundo de la botánica. La zona ajardinada de Rubiáns opta ahora a convertirse en el único de titularidad privada con el cuño “Jardín de Excelencia” en España. Un ejemplo claro de que es la joya mimada de la casa.

Senderos, desfiladeros y una gran arboleda abrazan un espacio que viste al palacete arquitectónico que, aunque no muy grande, es quizá el más desconocido para aquellos que oyen hablar del Pazo de Rubiáns. Y es que el interior de la casa bebe también de la riqueza del jardín que la rodea. Muchos de los muebles que decoran diferentes habitaciones interiores fueron construídos hace más de cien años con la madera que se extraía de los árboles de la finca. El interior del Pazo no es suntuoso, pero sí huele a hogar y a recogimiento. Sus dueños no habitan en él todo el año, lo que favorece que los turistas que acuden de la mano de las visitas guiadas a Rubiáns puedan descubrir sus secretos sin tapujos. La cuidada decoración, la chimenea, las antigüedades y, sobre todo, la valiosa biblioteca constituyen los elementos más aplaudidos por aquellos que pisan el espacio palaciego. Y es que pocos son los pazos gallegos que conserven de forma tan perfecta un espacio de ensueño en el que cada piedra esconde una anécdota. Al edificio principal se suman la capilla (testigo de los eventos importantes de la familia) y un cruceiro cuya humedad en la piedra marca las estaciones.

Mar y tierra

No solo del jardín ha sabido aprovechar el potencial Rubiáns. En el año 1996, de la mano del décimo octavo Señor de la Casa de Rubianes, Don Gonzalo Ozores de Urcola, el Pazo da el salto a la explotación vitivinícola. En cualquier época del año puede verse a cerca de una decena de personas trabajando en las viñas y en las bodegas para dar vida al albariño “García Camaño” y también al “Pazo Rubiáns”, de nuevo cuño. Ambos nacen de unos viñedos que rodean los jardines y el Pazo y que tienen el privilegio de madrugar día tras día con unas increíbles vistas a la Ría de Arousa. Desde el enclave presumen de que no existe en Galicia un lugar que pueda tener el encanto del mar y de la tierra a golpe de vista. Y razón no les falta.

Fomentando el turismo en Vilagarcía

Desde hace tan solo unas semanas Pazo de Rubiáns se ha sumido en un nuevo proyecto. Conjuntamente con la empresa Corticata ha puesto en marcha un paquete turístico que empieza enlos jardines y que termina en el bosque de laureles de Cortegada, otra de las joyas vilagarcianas. Y hay más. En el mes de junio el Pazo tiene previsto sumar a su historia y a su riqueza natural y paisajística el aspecto del ocio deportivo con la inauguración de un campo de golf muy próximo a la finca, previsiblemente este mes de junio.
Lo cierto es que, aunque sean muchos los que lo desconozan, el Pazo de Rubiáns está abierto para todos aquellos que quieran conocer su encanto. En su interior, aparte de la belleza de su paisaje, se encuentra un pedazo importante de la historia de Vilagarcía. Esa que todos deberían conocer y que se guarda para siempre en cada rincón de este inolvidable lugar.
Existen varias modalidades para visitar el Pazo de Rubiáns. La única condición es concertar cita previa. Las visitas libres son de lunes a viernes de 10 a 18 horas. Para grupos reducidos los miércoles a las 11 y los sábados, domingos y festivos a las 11.30. Los grupos de más de diez personas podrán conocer el Pazo de lunes a domingo de 10 a 19 horas. Para el paquete turístico que incluye visita al Pazo y a Cortegada (sábados, domingos y festivos) también es necesario concertar cita previa en los teléfonos 986 510 534 / 619261847 / 986 500 251

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top