Logo de la empresa

Poblado Costa do Río

Alberto Martínez Gago | revista eSmás Vilagarcía Nº30 - Otoño 2020

Yacimiento de la Edad de Bronce.
Poblado Costa do Río

Continuamos nuestro viaje por la arqueología de Arousa y vamos a continuar con la segunda parte del artículo anterior, en el cual tomando como punto de partida el yacimiento del embalse del Con, empezábamos a hablar de las sociedades del bronce que vivieron por estas tierras entre el 1800-700 a.C. aprox.

Continuamos así, con otro yacimiento denominando da Costa do Río dónde se encontraron en su momento restos heterogéneos de cerámica del bronce final, que podría indicar la existencia de un poblado. Se encuentra en un rellano de la ladera del Monte Xiabre, un poco más arriba de los depósitos de agua, muy cerca por tanto del Castro da Bouza, En el anterior artículo, os comentábamos que para entender bien a estas sociedades teníamos que hablar antes del Neolítico y os explicábamos algunos aspectos socio-económicos de los primeros campesinos de Galicia.

 

Por el estudio de los poblados y las tumbas de estas sociedades del neolítico, las mámoas o dólmenes de las que ya os hemos hablado en artículos anteriores como las Mámoas de Monte Fento, se consideraba que estas sociedades eran sociedades igualitarias donde no había diferencias de clases. En estas tumbas se enterraban a todos de la misma manera y con el mismo tipo ajuar, no había por tanto diferencias entre los hombres, ni entre los hombres y las mujeres.

En los últimos años diferentes estudios señalan que estas sociedades no eran tan igualitarias como pensábamos, sino que eran sociedades más jerarquizadas donde sus miembros se empiezan a diferenciar en función de la riqueza que tienen, del trabajo que realizan y del género. Por tanto, no todos eran enterrados en estas mámoas o dólmenes, sino solo algunos privilegiados, el resto serían simplemente enterrados en fosas en el suelo, abrigos o en cuevas, espacios funerarios que no requieren del esfuerzo de construcción y del mantenimiento que requiere una mámoa.

En cualquier caso, esta jerarquización ya la vemos claramente en las sociedades de la edad del bronce que habitan estos yacimientos del embalse del Con, o da Costa do Río.

Las sociedades del bronce van a seguir siendo seminómadas. Sitúan sus poblados en zonas más bajas que anteriormente, medias laderas de montes, en pequeños promontorios, cerca de ríos, como en este caso dónde tenemos los arroyos de Guillán y de Carballido, en zonas que ya conocen que han ido trasmitiendo de generación en generación y que van a ir delimitando territorialmente.

Siguen utilizando materiales perecederos en la construcción de sus poblados, paja, barro, ramas, adobe, etc., y su economía no va a ser muy diferente de la que tenían sus “abuelos”. Cultivan trigo, cebada, centeno, mijo, avena. Siguen practicando una agricultura de roza, pero las tierras que habitan son más fértiles, introducen un primitivo barbecho y mejoran el utillaje agrícola, por lo cual van a obtener rendimientos agrícolas mayores, y eso en mayor o menor medida va a “provocar” cambios sociales. En cuanto a la ganadería tienen ovicápridos, cerdos, bóvidos, y siguen practicando la caza y la recolección, aunque la caza va a ser reservada para los estamentos privilegiados de la sociedad.

 

 

 

 

 

 

 

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top