Logo de la empresa

Protege tus ojos del sol

Juan Ramos | revista eSmás Vilagarcía Nº 2

 

Importantes para la moda, imprescindibles para la salud visual
Protege tus ojos del sol

Sabemos que la mayoría de la información y sensaciones que nuestro cerebro tiene que procesar para una adecuada relación con el mundo que nos rodea, se percibe a través de nuestros ojos.
De todas las radiaciones procedentes del sol, tal vez la radiación ultravioleta (UV) sea la más reconocida como potencialmente peligrosa y causante de graves patologías. Sabemos, además, que los efectos de la radiación UV son acumulativos; es decir: a mayor tiempo de exposición, mayor riesgo.
Generalmente se suelen adoptar medidas preventivas cuando las lesiones se manifiestan de una manera más o menos rápida, como ocurre con las quemaduras epiteliales por sobreexposición solar, pero es a largo plazo cuando existe mayor riesgo de patologías, que en muchos casos son irreversibles.
Para evitar cualquier tipo de patología, la prevención es fundamental. De todas las radiaciones procedentes del sol, algunas tienen mayor importancia para nosotros por sus efectos sobre nuestros ojos. Se diferencian unas de otras por sus longitudes de onda, que hacen que unas sean más penetrantes que otras en los tejidos y afectando a la práctica totalidad de las estructuras oculares: párpados, córnea y conjuntiva hasta cristalino y retina. Son las siguientes:

- Radiación ultravioleta (UV): de 180 – 380 nm

- Radiación visible : de 380 – 780 nm

- Radiación infrarrojo (IR): de 780 – 1400nm

La radiación UV y la IR son invisibles para el ojo humano y esto las hace especialmente peligrosas. Cuando la radiación visible (luz solar) es intensa, nuestros ojos responden cerrando un poco los párpados o dejando pasar menos luz mediante contracción de la pupila; pero no detectan la radiación UV ni IR y no nos pueden defender frente a ellas, por eso necesitamos lentes en gafas con filtros especiales para protegernos.

Parte de la radiación UV es filtrada por la atmósfera, en concreto la UV-C o ultravioleta lejano y no supone peligro; pero tanto el ultravioleta medio UV-B , como el cercano UV-A solo son filtrados parcialmente por la capa de ozono –y cada vez menos- por lo que son necesarios filtros especiales en las gafas, con los tratamientos adecuados.

Por su parte, el infrarrojo nos afecta en mayor medida desde fuentes terrestres, como hornos, centros de soldadura y actividades donde se alcancen temperaturas muy elevadas. En estos casos, los trabajadores de estos ambientes usan filtros especiales para IR.


CLASIFICACION DE LOS FILTROS SOLARES :

- Categoria 0: Transmiten entre el 80 – 100% de la radiación solar, prácticamente toda. Se utilizan en zonas de poca luz.

- Categoria 1: Dejan pasar entre un 45 – 80% de luz. Válido para zonas urbanas y días algo nublados. Son lentes ligeramente coloreadas o fotocromáticas –oscurecen con la luz-.

- Categoria 2: Transmiten entre un 18 – 43%. Son lentes que se utilizan generalmente en deportes como atletismo o ciclismo.

- Categoria 3: Transmiten entre un 8 – 18%. Son ya gafas de sol con lentes oscuras y se utilizan para conducción, playa, montaña, etc.

- Categoria 4: Muy poca trasmisión: 3 – 8%. Lentes muy oscuras que se utilizan para actividades especiales como alta montaña, esquí o deportes náuticos. Su uso está desaconsejado para la conducción debido a la baja transmisión de luz visible.

IMPORTANCIA DEL COLOR DE LA LENTE:


- Marrón: Mejora los contrastes pero altera bastante los colores. Es el más aconsejable para deportes de montaña.

- Verde: Altera muy poco los colores y es adecuado para cualquier actividad.

- Gris: Es el que menos altera los colores y es aconsejable para la conducción y exposiciones prolongadas.

- Amarillo: Visión más cómoda en ambientes brumosos y mejora el contraste. Útil para situaciones especiales como conducción con niebla y deportes como el tiro.

- Rojo y naranja: Se utilizan poco por la alteración que produce de los colores. Su uso está prácticamente restringido para ciertas patologías retinianas.
 

CONSIDERACIONES GENERALES:

- La radiación solar potencialmente nociva no es filtrada totalmente por la atmósfera y necesitamos protección adicional, a través de lentes solares con FILTROS ADECUADOS, para preservar nuestra salud visual.

- El mero hecho de que una lente sea oscura, NO GARANTIZA PROTECCIÓN. Es más, es mucho más peligroso llevar una lente oscura sin protección que no llevar nada, ya que en este caso nuestra pupila, mediante su mecanismo de contracción, limitaría la entrada de radiación solar nociva. Detrás de una lente oscura, nuestra pupila está mucho más dilatada y, por tanto, recibiendo mucha más radiación. Si esa lente oscura no tiene el filtro adecuado el daño es mucho mayor.

- Asegúrese de que sus lentes tiene su garantía de calidad y control CE. Infórmese en su centro óptico sobre el tipo de lente y la categoría de filtro que sería más adecuado a sus necesidades.

- Las tendencias y la moda son un aspecto muy importante a la hora de seleccionar un tipo de gafa de sol, por supuesto. Pero recuerde que al adquirir sus gafas de sol en centros especializados usted se asegura de que se lleva unas lentes con filtros adecuados, total protección y cuidado de su salud visual. Le está atendiendo un especialista, profesional de la visión ….. y de la moda.

Scroll to Top