Logo de la empresa

¿Qué factores tener en cuenta para cuidar a tu mascota en verano?

Iván Fernández del Refugio de Cambados | revista eSmás O Salnes Nº 9

El calor y las altas temperaturas puede causar problemas en las almohadillas, golpes de calor, aparición de parásitos..
¿Qué factores tener en cuenta para cuidar a tu mascota en verano?

1. CALOR Y TEMPERATURA: se deben evitar los golpes de calor, los cuales pueden comprometer la vida de nuestra mascota, para ello debemos proporcionar siempre agua fresca a libre disposición y un lugar con sombra en caso de que los animales vivan en un jardín, finca o lugares similares. Además es muy importante recordar que jamás se debe dejar a un animal dentro de un vehículo ya que, la escasa ventilación y las elevadas temperaturas a las que puede llegar dentro de estos son un riesgo para la vida de nuestras mascotas, aunque el vehículo se encuentre en un lugar sombrío.

Intenta mantener a tu mascota lo más fresco posible durante estas épocas especialmente si tienes un perro de raza braquicéfala (Bulldog, Bóxer, Dogo de Burdeos) ya que estos perros por su morfología facial sufren dificultad respiratoria y son más sensibles a las altas temperaturas. y si notas en algún momento que tu mascota está sufriendo un golpe un calor (jadeos excesivos, lengua oscura, estado de estupor o pérdida de conciencia, vómitos, taquicardia…)acude inmediatamente a un profesional veterinario.

2. PARÁSITOS: con la llegada del periodo estival y la subida de temperaturas principalmente los parásitos externos activan su ciclo reproductivo y vital así que en estas épocas su número aumenta. Los parásitos externos pueden transmitir distintas enfermedades infecciosas a tu mascota además de también a su vez las pulgas por ejemplo pueden portar parásitos internos y trasmitírselos a tu mascota de forma que es muy importante que acudas a un profesional veterinario para que te paute un correcto tratamiento antiparasitario a lo largo del año y especialmente en verano.

3. EL TIPO DE PELO DE TU MASCOTA: no todos los animales tiene el mismo tipo de pelo. Los perros por ejemplo tienen muchas variedades por lo que antes de cortar o rapar el pelo de tu perro debes antes consultarlo con tu veterinario y peluquero para saber qué tipo de corte ó tratamiento requiere tu compañero. Muchos perros erróneamente se rapan al llegar el verano y debido a que su pelo y piel no son adecuados para ello, posteriormente sufren dermatitis o distintos problemas capilares que debemos evitar. Además cabe recordar que muchos perros tienen la piel de un color claro y si son rapados excesivamente muy probablemente sufrirán quemaduras debido a la luz solar. 

4. LAS ALMOHADILLAS: el desgaste de las almohadillas de nuestras mascotas es algo bastante común y natural debido a los paseos diarios y a los diferentes tipos de suelos por los que suelen caminar pero, llegado el verano y las altas temperaturas a las que el pavimento puede alcanzar en las horas centrales del día pueden quemar las almohadillas de tu mascota produciendo distintas lesiones muy incómodas para ellos. Por lo cual, debes evitar pasear por suelos muy calientes e intentar usar un protector en base de crema para estas partes de las extremidades de tu animal por ejemplo.

5. VEGETACIÓN: al llegar el calor y el sol la mayoría de las plantas sufren un proceso de floración y muchas de ellas pueden ser ofensivas para nuestras mascotas introduciéndose en su conducto auditivo o en su pelo llegando a producir heridas e infectar la piel. Por todo ello después de cada paseo o de que tu mascota haya salido al exterior deberías revisar detenidamente el pelo y orejas de tu mascota (especialmente en perros de orejas pendulares como el Cocker Spaniel) a fin de retirar todas esta espigas o restos vegetales. 

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top