Logo de la empresa

Rafting en el río Ulla

Kike Ferrín | revista eSmás Santiago Nº 1

 

Una aventura emocionante y segura
Rafting en el río Ulla


Galicia posee un enorme potencial para la realización de actividades de aventura y ocio al aire libre. La orografía y la climatología le otorgan unas características óptimas para la práctica de disciplinas ligadas al agua como el rafting. De hecho, a esta región se la conoce por el sobrenombre de "La tierra de los mil ríos", debido a la cantidad y la calidad de sus recursos.
El rafting se ha asentado en los últimos años como uno de los grandes reclamos de los amantes de la naturaleza. La práctica de deporte en grupo disfrutando de enclaves privilegiados hacen de ésta una disciplina sana, atractiva y divertida.
La actividad consiste en descender en una balsa por las aguas bravas del cauce de los ríos con la ayuda de los remos. Los participantes van acompañados en todo momento por un monitor-guía que es el encargado de llevar el raft por las zonas más apropiadas del recorrido, mientras que el resto de navegantes sólo tiene que seguir las instrucciones y experimentar la velocidad y emoción durante la actividad.
De entre todos los ríos que ofrece Galicia para la práctica del rafting, el Ulla, a su paso por Padrón (tan sólo a 15 minutos de Santiago), es el más demandado y el más atractivo . El recorrido ofrecido discurre entre Ponte Barcala y Hervón y llega hasta cerca de la desembocadura fluvial en la Ría de Arousa. De entre todos los pasos que posee, el más famoso es "El Lapido", un rápido encañonado con una piedra en forma de pirámide que crea una gran ola y un pequeño salto de un metro, que no entraña peligro alguno.
Durante el trayecto, los participantes atraviesan un bosque de ribera con abundante vegetación conformado por alisos, sauces, fresnos, y los característicos carballos (robles). Además de esta vegetación autóctona, es habitual poder avistar cormoranes, garzas y patos. Como valor añadido destaca la existencia de las "pesqueiras", las trampas que colocan los pescadores para capturar las apreciadas lampreas.
Sin duda, la práctica del rafting es una aventura emocionante y segura, ya que no existe riesgo, puesto que después de cada rápido en el trayecto aparece una zona de remanso. No obstante, el recorrido propuesto está lleno de sorpresas, numerosos sobresaltos y zambullidas para el disfrute de los participantes.
Los rápidos del río Ulla están catalogados como de nivel 2-3 y aunque existe mayor afluencia de aventureros en primavera y verano, se puede practicar durante todo el año.
Scroll to Top