Logo de la empresa

Resonancia Magnética de Alto Campo

Nuria Agra de Resonancias Vilagarcía | Revista eSmás Vilagarcía Nº 22

Descubre la importancia de la resonancia magnética a la hora de hacer un diagnóstico
Resonancia Magnética de Alto Campo

La resonancia magnética es una técnica empleada en la medicina que permite tomar imágenes anatómicas tridimensionales totalmente no invasivas. Se trata de una tecnología sofisticada que ha alcanzado una gran importancia a la hora de realizar un gran número de estudios y de procedimientos cuyo objetivo no es otro que realizar diagnósticos adecuados y seguros, detectar enfermedades e incluso también la monitorización de tratamientos.

La tecnología empleada en la resonancia magnética es inocua, a diferencia de aquellas que emplean rayos X u otros tipos de radiaciones. La energía procedente de los tejidos y su procesamiento digital nos permiten estudiar prácticamente la totalidad de regiones y órganos del cuerpo humano: el cerebro, la columna vertebral, la médula y raíces nerviosas, estructuras sólidas y de contenido líquido en tórax, abdomen y pelvis, vasos sanguíneos arteriales y venosos, pequeñas y grandes articulaciones, glándulas mamarias, tiroides, próstata y otros órganos ginecológicos. De hecho, las imágenes que obtiene en la mayoría de casos son mucho más claras que aquellas que son resultado de otros procesos, y por esta razón son tan valiosas a la hora de tratar con lesiones o de estudiar la morfología del cerebro.

Su intensidad de flujo magnético se mide en unidades Tesla: cuanto mayor sea, mayor será el nivel de la resolución de las imágenes diagnósticas. La resonancia magnética permite tener un resultado rápido, en menos de 48 horas, tanto para aquellos casos urgentes como también para los tratamientos de larga duración. Se trata de una herramienta con un gran potencial a la hora de combatir enfermedades de nueva detección, que también posibilita enfrentarse a aquellas dolencias cuyo diagnóstico sería imposible con cualquier otro método.

Hoy en día, los equipos incorporan alta tecnología y cuentan ya con antenas generales y con programas específicos para cada uno de los órganos que pueden estudiar. Además, los túneles donde se introduce a los usuarios son amplios, minimizando la sensación de claustrofobia que puede ocasionar a algunos pacientes. De este modo, los centros apuestan por la vanguardia tecnológica y también por la comodidad de sus usuarios.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top