Logo de la empresa

Tratamientos de Otoño-Invierno

Dra. Mª. Pilar Touriño Marcén | revista eSmás Vilagarcía Nº 3

Una aportación de suplementos vitamínicos y minerales es altamente beneficiosa
Tratamientos de Otoño-Invierno


Con el otoño disminuyen las temperaturas, así como las horas y la intensidad de la luz, por lo que podemos realizar tratamientos, tanto faciales como corporales, un poco más intensos que en otras épocas del año.

Siempre es aconsejable realizar una detoxificación con homeopatía o fitoterapia para hacer un “drenaje o depuración” con el fin de ajustar de nuevo, nuestro peso después de los excesos del verano añadiendo una alimentación adecuada. Estos tratamientos se verán reflejados en nuestra piel y en nuestro cabello.

Precisamente, con el fin de prevenir el aumento de la caída del cabello que suele aparecer en esta época, una aportación de suplementos vitamínicos y minerales es altamente beneficiosa. El uso de champús y lociones adecuados es, asimismo, recomendable.

Merece la pena prestar atención a nuestras piernas y empezar a corregir varices y varicosidades con la esclerosis, porque este tratamiento es laborioso y necesitamos tiempo para poder lucirlas libres de ellas en primavera y verano.

También es buen momento para empezar a tratar manchas, pequeñas arrugas e imperfecciones mediante peelings. Disponemos de nuevas técnicas diseñadas para zonas específicas como escote, cuello, manos, ojeras, contorno de ojos y labios, así como aquellas para problemas concretos: manchas difíciles, couperosis o rosácea.

Es también la época idónea para restaurar la piel con tratamientos hidratantes y regeneradores como la mesoterapia revitalizante, con ácido hialurónico y vitaminas. También podemos plantearnos algún tipo de relleno para devolver los volúmenes perdidos en zonas concretas de la cara.

Las novedades a este respecto se centran en productos de relleno que son versátiles, esto quiere decir que los podemos utilizar como relleno exclusivamente o bien como estimuladores de nuestro propio colágeno, de tal modo que sirven para hacer un “lifting biológico con cambios sutiles pero muy naturales. Sin embargo hay que tener en cuenta que esta técnica nunca podrá sustituir a un lifting quirúgico. La realizaremos en rostros que presenten un “descolgamiento ligero”, de ahí la indicación médica adecuada. De lo contrario, se corre el riesgo de que el resultado sea nulo.

Abundando en esta línea disponemos de la técnica de los Hilos Japoneses: se trata de hilos de sutura reabsorbibles muy finos, de colocación superficial (en la dermis, una de las capas de la piel) obteniéndose un “efecto lifting” temprano debido a la ligera inflamación y fibrosis, y otro efecto más duradero a causa de la estimulación de la formación del propio colágeno, que precisará, como complemento indispensable, una alimentación adecuada que proporcione proteínas y vitamina C, además de otras sustancias que se aportarán con suplementación oral.

Anunciantes de la actual edición de la revista eSmás:

Scroll to Top