Logo de la empresa

Tu huerto a medida todo el año

Redacción revista eSmás | revista eSmás O Salnés Nº16 - Primavera 2021

En el mundo globalizado en el que vivimos, la demanda de productos ecológicos y de cercanía es cada vez mayor
Tu huerto a medida todo el año

En el mundo globalizado en el que vivimos, la demanda de productos ecológicos y de cercanía es cada vez mayor y para aquellas personas que tienen un pequeño terreno, la opción de diseñar un huerto es cada vez más apetecible. Cultivar un huerto en casa se ha convertido en un estilo de vida y aporta grandes ventajas, porque es sostenible, económico, saludable y una gran satisfacción a la hora de llevar a la cocina los productos cosechados.

Sin embargo, con el clima gallego, es importante tener las plantaciones protegidas durante los meses de invierno, para que las inclemencias del tiempo no estropeen la cosecha. Lo bueno es que no hace falta ser un experto ni tener conocimientos específicos para ello, y así lo corrobora Javier Meaño, responsable de la empresa especializada  Inversalnés. Cualquiera que disponga de una pequeña parcela de terreno, a poder ser soleada para tener un buen aprovechamiento de la luz, puede instalar un mini invernadero en ella. Además, este tipo de invernaderos están diseñados para su fácil montaje, por lo que “una persona que sea un poco manitas, con el manual que se incluye, no tendría problema para montarlo”, explican desde Inversalnés, y destacan que los pequeños invernaderos más demandados son los túneles de 3,50 o 5,10 metros de ancho por “su fácil montaje, su comodidad a la hora de trabajarlo y su buen acabado”. 

Pero, ¿dónde ubicar el invernadero para disfrutar de nuestros cultivos todo el año? Aunque es algo que depende de las dimensiones y la situación del terreno con el que contemos, lo ideal es montarlo en una zona que sea lo más llana posible y que no tenga árboles cerca que le den sombra. Además, los expertos de la empresa ribadumiense recomiendan ubicarlo de tal forma que las cabezas qmiren hacia el norte y hacia el sur, para tener una mayor resistencia a los temporales y un buen aprovechamiento de la luz.

Prácticamente se puede cultivar de todo en este tipo de invernaderos, y la variedad de especies es interminable. En la zona de O Salnés, la lechuga es la reina de cultivos anuales, y en los meses de febrero y marzo es cuando se suelen plantar pimientos de Padrón, tomates, judías, pimientos rojos, pepino, etc. Además, en esta zona en invierno destacan la verduras como la coliflor, las acelgas o las espinacas.

Para que las plantas salgan adelante, es importante seguir una serie de consejos desde que se plantan. Cuando son pequeñas, desde Inversalnés destacan que hay que evitar que sufran cambios bruscos de temperatura y controlarles el riego. El invierno es la época más complicada, porque es cuando bajan las temperaturas y hay una mayor humedad, por lo que, para evitar daños en las plantas, lo ideal es colocar por las noches una manta térmica para que las heladas no las estropeen y retirarla por la mañana. Además, aunque la lluvia y el viento no suponen un gran problema, hay que tener la precaución de mantener las puertas y ventanas cerradas para no dañar las plantas.


Anunciantes en el número actual la revista eSmás:


Scroll to Top