Logo de la empresa

Un auditorio para todos los arousanos

Lucía Domínguez | revista eSmás Vilagarcía Nº32 - Primavera 2021

En octubre de 2003 abría sus puertas en la avenida da Mariña el Auditorio Municipal de Vilagarcía de Arousa.
Un auditorio para todos los arousanos

En octubre de 2003 abría sus puertas en la avenida da Mariña el Auditorio Municipal de Vilagarcía de Arousa. Más de 17 años después, por su escenario y por sus diferentes salas han pasado cientos de invitados y miles de espectadores que han podido disfrutar de obras de teatro, musicales, conciertos, galas, conferencias, etc. En palabras del arquitecto pontevedrés Cesar Portela, encargado del diseño del edificio cultural, en su construcción se optó “por un lenguaje formal claro y austero, para dar una escueta respuesta a las necesidades planteadas por un tipo de edificio de estas características”.

Una superficie de 5.500 metros cuadrados, un escenario de 17x13 metros, un foso de orquesta de 150 metros cuadrados y un aforo para 754 personas lo convierten en el espacio cultural más grande de Vilagarcía. El Auditorio cuenta con todas las necesidades técnicas para cualquier tipo de espectáculo. Además, el edificio acoge también varios espacios para diferentes usos, como una sala de conferencias para 128 personas y dos seminarios con capacidad para 60 y 40 invitados, respectivamente.

Tampoco falta en el inmueble una sala de exposiciones de 15x15 metros, que acoge muestras pictóricas y escultóricas de diversa índole. El Conservatorio Profesional de Música de Vilagarcía también está ubicado en el inmueble. Allí cuenta con sus oficinas y con diferentes cabinas, aulas, una sala de ensayo grupal y otra de piano, así como una biblioteca. Además, alberga las dependencias de los servicios de Alumbrado y Parques y Jardines y las oficinas de la Concellería de Cultura.

Tres técnicos, dos conserjes, dos gestoras culturales y el encargado son las ocho personas que velan por el correcto funcionamiento de las instalaciones y las diferentes actividades culturales que en ellas se llevan a cabo. Uno de los aspectos más importantes del Auditorio es que tiene las puertas abiertas a los habitantes de Vilagarcía, pues es un espacio pensado para ellos. Todo aquel interesado en hacer uso de alguno de los espacios disponibles deberá ponerse en contacto con las gestoras culturales y comentarles qué espacio precisa, para que fecha lo querría, en caso de que esté disponible, y qué necesidades técnicas requiere dentro de las que ofrece el Auditorio.

En el caso, por ejemplo, de quien quiera realizar una exposición, que suelen durar algo menos de un mes. Se busca una fecha que esté libre y que sea adecuada y, llegado el momento, los técnicos del espacio cultural se encargan de colocar las obras, siempre con el asesoramiento del autor u autora. Otras zonas del Auditorio acogen reuniones de empresas, de asociaciones, charlas, etc. Los horarios del centro son de lunes a viernes de 8.00 a 22.00 horas y los sábados de 9.00 a 14.00 horas.

 

 

17 años de historia

Durante los más de 17 años que lleva abierto el Auditorio de Vilagarcía, han pisado las tablas de su escenario numerosos artistas nacionales e internacionales, que han hecho disfrutar al público arousano con su música, su humor, su baile o sus dotes interpretativas. Así, por allí han pasado celebridades y compañías de renombre como Enrique San Francisco, Mercedes Peón, Carlos Núñez, Mikel Erentxun, Roi Casal, Café Quijano, Guadi Galego, Corey Harris, Chévere Teatro o Kiko Veneno, entre muchos otros. Se trata de una programación cultural y de entretenimiento de la máxima calidad dirigida a públicos de todos los gustos y edades. La acogida de estos espectáculos por parte de los vilagarcianos siempre ha sido maravillosa, prueba del lugar destacado que tiene la cultura en la ciudad. 

Pero si hay un espectáculo que está grabado en la retina de los habitantes de Vilagarcía y que hizo que la capital arousana pasase a formar parte de los principales circuitos culturales, este fue la representación del musical Cabaret. La compañía Stage Entertainment aterrizó en Vilagarcía para presentar este exitoso espectáculo, que ya habían visto 900.000 personas en Madrid, en julio de 2007, convirtiéndose en la representación de mayor envergadura que el Auditorio había acogido desde su apertura.

Y se recuerda no solo por la espectacularidad de la obra, que estuvo en la ciudad durante cuatro días y subió al escenario para siete funciones, si no también por lo increíble de convertir el escenario en el afamado club nocturno de Berlín, el Kit Kat Club, en el que sucede la historia del musical. Durante cerca de 48 horas, 50 personas estuvieron trabajando para montar todo el material sobre las tablas, que llegó a Vilagarcía en cinco traileres de grandes dimensiones, sobre un escenario al que después se subiría un elenco de más de 30 artistas. Por la belleza y singularidad de su puesta en escena también están en la memoria de muchos algunos de las ballets rusos que estuvieron en la ciudad, como El Lago de los Cisnes.

A lo largo de estos años ha habido momentos para todo entre las cuatro paredes del Auditorio y, por supuesto, para las anécdotas que quedan para el recuerdo. Como aquella vez que, tras finalizar las representaciones del musical Cabaret, a la 1.00 de la mañana de un domingo recibieron una llamada del conductor que debía llevar a los actores a su siguiente destino anunciando que se había estropeado en Benavente. Y las que quedan por delante. 

En los últimos meses, con las restricciones impuestas para luchar contra el coronavirus, la programación habitual del Auditorio se ha visto afectada. Después de meses de idas y venidas, con el programa completamente parado durante parte del mes de enero y febrero al completo, las luces se volvieron a encender y el telón subió de nuevo para disfrutar de la obra de teatro 'Despois das ondas', un viaje teatral por la vida de María Casares, el pasado 6 de marzo. Ahora, los responsables solo esperan que el espectáculo pueda continuar durante muchos años más.

 


Anunciantes en el número actual la revista eSmás:


Scroll to Top