Logo de la empresa

Un minuto para relajarte

Hugo Izarrualde | Revista eSmás Vilagarcía Nº 6

 

Los ejercicios de relajación ayudan a aliviar el estrés, la ansiedad y los síntomas de la depresión
Un minuto para relajarte

Los ejercicios de relajación, durante períodos de trabajo intensivo y con altas demandas de atención, ayudan a aliviar el estrés, la ansiedad y los síntomas de la depresión.
La siguiente técnica de relajación combina respiración con visualizaciones. En situaciones de agobio laboral puede resultar útil y se puede poner en práctica en cualquier momento.

Paso 1.-
Para llevarlo a cabo, se debe buscar una postura o posición cómoda, sugerimos que sea sentado sobre unas silla, los pies bien apoyados en el suelo y las manos descansando sobre las piernas. La columna debe quedar bien erguida apoyada sobre el mismo respaldo. Los ojos se cierran y se respira profunda y lentamente por la nariz. Se retiene el aire y se expulsa poco a poco, notando cómo se vacían los pulmones. Luego se vuelve a inhalar profundamente, puedes contar hasta 4 muy lentamente, visualizando una ola que se acerca hasta ti, retener unos segundos y exhalar como si esa ola se alejara de ti contando nuevamente cuatro tiempos , de forma lenta, repitiendo la misma acción, hasta sentir que su ritmo de respiración es pausado.

Paso2.-
Continúa en tu respiración, sin contar ni visualizar la imagen anterior, prestando atención a tu cuerpo, realiza una profunda inspiración y comienza a tensar las manos abriéndolas completamente, tensar los brazos, cuello, hombros, mandíbula, ojos , frente, espalda y piernas, pon atención en tensar todo el cuerpo... Mantiene unos minutos.

Paso3.-
Y empieza a soltar aire lentamente, al mismo tiempo que se van aflojando todas las partes del cuerpo que se habían tensado y se repite mentalmente el mensaje siguiente: "siento calma, suelto... y relajo".

Paso 4.-
El ejercicio se repite tres veces, recordando que al inspirarse va lentamente tensando, y al espirar, se deben relajar esos músculos o partes del cuerpo que han trabajado, al tiempo que se repite el mensaje anterior de calma.

Paso 5.-
Llega el tiempo de visualizar, y para eso recordar una escena que resulte relajante.
Puede ser un paseo por la playa, por la montaña, un hermoso atardecer, recordando esas sensaciones que llegan junto al recuerdo, procura que los sentimientos acompañen esto, percibiendo un aroma , el contacto con la imagen que puedes ver en tu mente, quizás sentir una brisa, etc...
Nos imaginamos integrados en ese entorno y nos sentimos relajados y confortables. Mientras tanto, respiramos profundamente , disfrutando de las sensaciones que experimentamos.

Paso 6.-
Para finalizar, se efectúa una respiración bien profunda, buscando llenar los pulmones t al espirar lentamente, se va volviendo de forma gradual a tomar contacto con el espacio que nos rodea, movilizando suavemente los dedos de los pies, de las manos, realizando pequeños giros de cabeza y finalmente abriendo los ojos.
 
 

 
Scroll to Top