Logo de la empresa

Yacimiento Adro Vello en O Grove

Redacción revista eSmás | revista eSmás O Salnés Nº16 - Primavera 2021

A la orilla del mar, encontramos un interesante sitio arqueológico conocido como Adro Vello
Yacimiento Adro Vello en O Grove

A la orilla del mar, al lado de la playa de O Carreiro, en la parroquia de San Vicente, encontramos un interesante sitio arqueológico conocido como Adro Vello. Se trata de un yacimiento complejo que se extiende por más de 3.000 metros cuadrados en el que se puede observar la ocupación en diferentes etapas hasta el siglo XVII.

Dentro del recinto se encuentran los restos de lo que fueran una villa romana y una fábrica de salazón de pescado hace más de 2.000 años, pues se estima que fue levantada entre los siglos III y V d.C. Además, en el sitio también se aprecian los cimientos de una iglesia visigótica, datada entre el siglo VI y VII, y una necrópolis con una cronología que se extiende desde la época tardorromana hasta la Edad Moderna. Precisamente, el nombre de la necrópolis, Adro Vello, hace alusión a los restos de esta iglesia, con la que se intentaba cristianizar el lugar y eliminar así los cultos paganos que abundan por la zona. Sin embargo, debido a los continuos ataques de piratas y corsarios, la edificación religiosa se acabó trasladando a la ubicación en la que se encuentra hoy en día, también en San Vicente do Grove.

Actualmente, del templo todavía se pueden apreciar los restos del altar, de la sacristía y partes de varios de los muros. El traslado llevó además a que la necrópolis quedase abandonada en el siglo XVIII, hasta que finalmente acabaría cubierta por la arena y siendo desterrada de la memoria popular hasta su descubrimiento, en la segunda mitad del siglo XX. Según diferentes estudios, se estima que en el lugar pudo haber hasta 1.600 enterramientos. Las tumbas son precisamente prueba de que se utilizó durante diferentes épocas. Existen algunas romanas, con una tégula en la cabecera y en los pies, o con cubiertas pétreas a base de losetas encabalgadas, hay sarcófagos monolíticos, laudas altomedievales con marcas gremiales, etc.

En el conjunto arqueológico se conservan también los restos de dos torres de una posible fortificación altomedieval y se sabe que, a unos metros del yacimiento en Punta Carreiro, existió un poblado castrexo, del que hoy apenas quedan restos. Si la villa estaba ubicada en este lugar era debido a la situación estratégica que mantenía sobre el tráfico marítimo. Además de los restos de las construcciones, en el Adro Vello se encontró una moneda datada en el siglo XII con un dibujo en el que se puede ver la barca que trajo el cuerpo del Apóstol Santiago, que se cree que es la representación más antigua de la llegada de sus restos a Galicia. En la excavación del sitio también se encontraron otros objetos, como una colección de vasijas romanas y restos de, al menos, siete personas que habían sido enterradas en la necrópolis.

En estos momentos, y debido a su gran importancia histórica, ya que es una de las necrópolis de mayor magnitud en Galicia, está en trámite la declaración del yacimiento como Bien de Interés Cultural (BIC).


Anunciantes en el número actual la revista eSmás:


Scroll to Top